Xanobot informa

Ahora la Divina Comedia es nuestro fanfic. Perfecto, ¿a quién no le gusta una ración de gonorrea fresquita?
Más microentradas

22/8/16

La Divina Xanada; Canto IV


--INMUNDICIA-- 
 
Atravesando aquél inhóspito 
camino, hallamos un desfiladero.
Al fondo se vislumbraba un embudo,

un enorme túnel de metal oxidado,
que conducía a lo desconocido.
"¡Conozco este sitio!" Afirmó Angelu.

"¡Es la puerta a mi círculo! ¡Os va a encantar!"
"Ahora que lo pienso" Continuó GADA
"Nunca nos has dicho a qué círculo pertenecías"

Preguntó pues el caballero a cuál
creíamos que era. Nos encajaba
en el de la ira, aunque también

presentaba su carácter otros
pecados como gula, herejía,
pereza, avaricia y sobre todo locura.

"Es difícil de decir" siguió la secretaria,
"No tienes un pecado predominante,
abusas de todos un poco por igual".

"Exacto, os doy la bienvenida pues
al círculo de la inmundicia, donde
caen los inmundos humanos que en vida

cometieron en sus más o en sus menos
todos los pecados posibles" dijo.
"No es el círculo más popular,

de hecho está en el culo del mundo,
pero es un sitio la mar de acogedor".
Dicho esto, nos lanzó al vacío, y caímos.

Como siguiendo un satánico tobogán,
nos deslizamos hasta salir a lo alto
de aquél círculo infernal.

Nuestra primera bienvenida fue
un hostión de varios metros de altura,
continuado por sobrevivir a un interminable

océano de neumáticos en llamas.
El aire aquí se veía corrompido
y asediado por el tóxico humo de los neumáticos,

mezclado con el hedor del óxido,
descomposición y residuos nucleares.
Tan abyecto e infecto dióxido poblaba

este círculo, que respirar imposible era,
y nuestro cuerpo quedó paralizado.
Mr. Angelu nos sacó a rastras de la llamarada,

sólo para hallar un infecto islote.
Estériles sus suelos, y rodeado por
ríos de ácido y deshechos, los cuerpos

de aquellos que vivieron la vida a tope
se apilaban en montañas en este
vertedero satánico, como muertos en vida,

incapaces de moverse pero completamente
conscientes, descomponiéndose a merced 
de las alimañas que habitaban el páramo.

Entre toneladas de chatarra y cosas en llamas,
los demonios de este círculo, todos
moscas, ratas, buitres de leproso aspecto

y demás alimañas que parecían de otro mundo,
disfrutaban del festín de pecadores,
todos ellos con cierto aire de elegancia,

luciendo al menos un sombrero cada uno.
Angelu nos transfirió su energía diabólica.
Pudimos movernos entonces, y fuimos

testigos de su verdadero aspecto. 
Con sus patas retorcidas y peludas,
dos pares de brazos y escuálido torso.

De su espalda salían cuatro alas de insecto,
sus bigotes eran ahora unas potentes tenazas,
sus gafas unos enormes ojos negros

y su pelo miles de ciempiés que se retorcían
y meneaban sin parar. Todo ello le hacía ver
más como una diabólica cucaracha que

como el refinado humanoide de siempre.
Corrió entonces uno de aquellos seres
al interior de una chabola hecha de

deshechos, donde avisó a alguien
"¡Jefa, Mr. Angelu ha vuelto!" dijo,
y respondió entonces la misteriosa figura

"¡Cojonudo, ya me moría de ganas por
romperle el culo!" Salió entonces de allí
un personaje peculiar. Vestida

con restos de cuero, chatarra y huesos humanos,
una diablo antropomórfica y pálida.
Su punzante peinado de acero

se veía resaltado por sus músculos. 
Su mirada era lunática y despiadada,
o al menos eso supusimos, pues

sus ojos se ocultaban tras unas redondas
gafas de soldador. Una imagen
propia de Mad Max la que lucía,

acompañada por su impredecible carácter,
recibió a Mr. Angelu con un strapon oxidado
y una cañería convertida ahora en una enorme maza.

"¡Ya era hora, pedazo de mierda!
¡Hace siglos que te ordené limpiar las letrinas!"
Continuó a nuestro aterrado líder

"¡Lo siento muchísimo, jefa Kuzu!
Es que con el rollo del destierro no he..."
"¡Silencio, escoria!" Le interrumpió

"¡Ya sabes lo que le pasa a quienes
desobedecen mis designios!"
Y dicho esto le arrastró al interior

del refugio acompañada por sus
gritos pidiendo clemencia, dejándonos
tirados allí. Nos habló entonces

uno de los extraños insectos.
"¿Humanos vivos aquí? Y yo que creí
haberlo visto todo en esta vida".

"¿Quién era esa? ¿Qué le va a hacer
al patán al que llamamos jefe?"
Le preguntó Haru, con intriga.

"¿No conocen a la jefa? ¿De qué
caverna acaban de salir? Su nombre es
Kuzu Fuckstroyer, reina de la destrucción 

y líder de estas nuestras tierras.
En cuanto al castigo por osar abandonar
nuestro círculo, creo que al bueno

de Mr. Angelu le espera una sesión
de indescriptibles torturas culminada
con una forzada colonoscopia.

No sé si me siguen" culminó,
a lo que todos asentimos traumatizados.
"Siempre he sabido que ese...

rudo carácter suyo le metería en problemas"
Prosiguió "Pero ¿dónde están mis modales?
Acompañadme, huéspedes míos,

os mostraré los alrededores".
Nos condujo entonces por todo
el círculo, mostrándonos los indecibles

horrores que allí moraban entre
colinas de toneles en llamas
y calderas gigantes oxidadas.


--INMUNDICIA (II)--

Se presentó nuestro guía como
Sir Vergelu, quien nos contó
sobre la historia del olvidado círculo

en el que los más inmundos
yacen impotentes lentamente
devorados por los gusanos y parásitos.

Nos contó también cómo Kuzu
escogía aleatoriamente víctimas
tanto humanas como demoníacas

para hacerles todo tipo de perrerías.
Interesante, cuanto menos, las calderas
que daban fuerza a los otros círculos

utilizando almas humanas como combustible.
Terminó la visita, y removiéndonos
los distintos parásitos que constantemente

trepaban por nuestras piernas,
nos condujeron a nuestros aposentos;
unos camastros de pinchos oxidados.

Avanzó la noche, o así lo intuímos
pues aquí abajo nunca se sabe
qué hora es por esa densa niebla de polución,

y Haru, por una vez preocupado,
salió a buscar a nuestro jefe.
Se introdujo pues en la choza aquella,

y sorteando a la suprema jefa,
encontró a un demacrado Mr. Angelu
atado a una camilla de tortura.

Raudo decidió desatarle, mas
el ruido de los grilletes despertó
a la bestia, quien arremetió contra ellos.

Haru trató de combatirla mientras pudo,
pero fue destrozado por las púas de acero
que formaban su cresta de punkarra,

las cuales salieron de su cráneo
como una vil imitación de los
tentáculos del Dr. Octopus.

"¿A dónde te crees que vas?" dijo entonces
a nuestro protagonista que intentaba huir.
"Sé que Lucifer te está buscando.

Si te entrego, seguro que me voy a forrar.
Total, si algo no te sirve, mejor venderlo"
Finalizó la frase modificando

las fibras que conformaban su cuerpo,
y al igual que Mr. Angelu, fue capaz
de transformarse en una gigantesca bestia.

El caballero, que no tenía oportunidad
contra aquello, salió por patas, siendo
perseguido por la mole y los rayos

que disparaba por el ojo de su frente.
Llegó el jefe a los camastros,
y alterado nos advirtió a todos

"¡¡CORRED, INSENSATOS!!" y así lo hicimos.
Preguntó Orgem por Haru, a lo que
Angelu respondió "¡Ya lo resucitaré luego!"

El caballero sacó fuerzas de flaqueza
y en el Gran Angelu se transformó al fin.
Amarrados a su chepa, voló, 

y nosotros con él, y Kuzu lo mandó todo a la puta.
Logramos al fin atravesar el túnel
y dejar aquél maldito círculo en paz.

Pero Kuzu no se rendiría,
pues su sed de violencia gratuita
sólo era superada por su avaricia.

19/8/16

Divina Xanada; Canto III


--FRAUDE--

Cruzaron, pues, las tierras de los gigantes.
Y allí, haciendo frontera, encontraron
los círculos de los fraudulentos.

Dividido en diez círculos, la alcantarilla
del inframundo era, donde estafadores
y mentirosos varios recibían castigo.

El primer círculo en atravesar fue
el reflejo del cada vez más próximo
destino que sufriría Cleon.

Un largo camino en el que proxenetas y
rufianes de todo tipo eran azotados con periódicos 
y conducidos por los demonios que allí moraban,


para llevarlos a una plaza en la que serían lanceados.
Continuaron su camino ignorando
la profunda depresión del moguri.

En el segundo, paraíso de coprófagos,
lameculos de todo tipo eran constantemente 
sumergidos en heces humanas.

No se merecen menos, según mi opinión.
Saludamos a Hectorelcrack, quien se hallaba ciego
y no nos correspondió ni con un selfie.


En el tercero, simonitas como Sandro Rey
o el mismísimo maestro Joao eran colgados,
cual jamones, por los tobillos sobre una barbacoa.

Angelu dió un pequeño bocado a uno
de los materialistas profetas,
y le recomendó al cocinero un poco más de sal.

En el cuarto, brujos y chamanes como Sandro Rey
o el mismísimo maestro Joao veían el futuro al revés,
pues tenían el cuello partido y retorcido.

En el quinto, políticos corruptos disfrutaban
de un agradable baño en brea caliente.
A parte de conocer a célebres

cabezas políticas que no mencionaremos
por asuntos legales y seguridad propia,
aquí fuimos objeto de choteo

sobre nuestro constante y aplastante
fracaso en todo lo que hacemos.
Tras liarnos a hostias, cambió la cosa.

Por suerte, Malacoda nos prometió escolta
hasta la salida del infierno, 
pero el muy cabrón nos condujo (y lanzó)

a un precipicio plagado de cactus,
zarzas y agujas con restos de SIDA y purpurina.
Desde lo alto de la colina, el hideputa de Malacoda

se refirió a Mr. Angelu, y lanzó la afirmación:
"¡No sirves para nada! ¡Sólo eres un hater
en un mundo que odia los haters!

¡Planteándote cambiar sólo te
estás convirtiendo en lo que odias y
traicionando a tus lectores!

¡Te hago un favor tirándote a la basura,
ya no eres ni una sombra de lo que fuiste!
¡Te has convertido en un triste y melancólico

fraude que sólo sabe lloriquear por todo!
¡No vas a dominar el mundo en tu puta vida!"
Remató la frase con un certero "Pringao"

que sin duda terminó de hundir
en la ruin mierda al caballero.
Y se preguntó entonces:

"¿Sigue rentando dedicarse a esto?
La gente que antes apreciaba
mi bilis parece no pillarlo más.

¿O quizás es mío el problema,
que ya no la pillo yo? 
¿Estaré perdiendo fuelle?

Es un mundo oscuro de verborrea,
moral y gafapastosidad en lo que
nos hemos convertido, y en el que

unos pobres diablos como nosotros 
no encajan". - Los demás xanos le animamos
con una hostia bien dada.

Y así, intentamos atajar lentamente
por el punzante e infecto camino
hasta salir de aquellos miserables círculos.

17/8/16

La divina Xanada; Canto II


--COCITO--

"Vexilla regis prodeunt inferni.
Mirad, mis queridos cernícalos, hacia delante

—dijo el demonio— a ver si lo distinguís."
 

Como cuando una espesa niebla baja,
o en un guateque te adentras hacia los rastas
girando lejos vemos un molino.

Ya estábamos, y con terror lo pongo en verso,
en el reino del dolor y el heavy metal,
cruzando los dominios de Lucifer.

Cuando avanzamos ya lo suficiente,
que a Mr. Angelu le plació mostrarnos
a la criatura que un día fue su jefe.

Se nos puso delante y nos detuvo,
«Mirad, mamones —diciendo—, el sitio
donde tendréis que echarle cojones.»

De cómo me quedé helado y atónito,
no lo inquieras, lector, que me lo hago aquí mismo,
porque hay que admitir que el bicho imponía.

El monarca del doloroso reino,
del hielo aquel sacaba el pecho afuera;
y más con un gigante le comparo.

¡Qué asombro tan enorme me produjo
cuando vi su cabeza de caniche!
Bajo la misma salían un par de alas.

No eran plumosas, sino de murciélago
su aspecto; y de tal forma aleteaban,
que tres vientos de aquello se movían:

por éstos congelábase el Cocito.
Su fibroso cuerpo de culturista
contrastaba con sus patas de chivo.

Con sus mandíbulas roía enerbado
almas de traidores a dos manos,
y así a todos atormentaba a un tiempo.

"Creí haberte dejado claro hace tiempo
que no quería verte ni en pintura"
Dijo la fría bestia al caballero.

"Mas aquí estás de nuevo otro día,
Pasándote el destierro por el forro de los huevos"
A lo que Mr. Angelu respondió:

"Ya sabe lo que se dice, buen señor.
El destino es una perra caprichosa."
La afirmación enfureció al diablo.

"Debería aplastarte por ese chiste.
Qué coño, os apalearé aquí mismo,
para recordar al imbécil este

que en este barrio no es bienvenido.
Y cuando os haya molido lo suficiente,
devoraré vuestras almas.

En cuanto a ti, Angelu, que ese dios pagano
al que idolatras impíamente te pille confesado»
Con un fuerte temblor en los témpanos,

Lucifer se libró de la helada jaula
y, ya desperezado, se lanzó airado
dispuesto a machacarnos como insectos,

golpeando poderoso derechazo.
Inverosímil, cuanto menos, la suerte,
al conseguir esquivarlo los xanos

rodando cual croquetas por el páramo.
Más inverosímil aún fue entonces,
cuando Pedales se plantó a su frente

y a Lucifer retó a un duelo de rock,
a lo que el rey del mal contestó
con varios potentes y enfurecidos "JODER".

"El código de los demonios me prohíbe
rechazar un duelo de rock" - Afirmó -
"¿Cuáles son vuestras condiciones?"

Mirándose los xanos cómplices, respondió el héroe:
"Si ganamos deberás enterrar de nuevo
tu peludo culo en el hielo y dejarnos ir"

"¿Y si gano yo?" - Intervino Lucifer.
 "Puedes quedarte con Haru"
Añadió - "Para ser tu putita".

Haru, anonadado, trató de impedir el trato,
pero todos sabían que era la única manera.
"¡Bien, que comience el duelo!"

Concluyó Lucifer, pero en cuanto
dió el primer golpe de batería,
el hielo a sus pies cedió de repente,

atrapando a Satán de nuevo.
Aprovechó Mr. Angelu la oportunidad,
Y la misión secreta tuvo lugar.

Con mirada cómplice y alevosía,
bajámonos pues los pantalones
y un calvo al compás se llevó Satanás.

La técnica era para curtir el odio,
recuperar nuestra esencia y de paso
enfurecer al mandamás.

Hecha la tarea, y entre gritos furibundos,
preguntamos al jefe «¿Y ahora qué?»
Mr. Angelu, que esperaba algo más,




alguna experiencia reveladora,
algo espectacular, quizás,
respondió consternado a la pregunta.

"No lo sé, eso debería haber sido suficiente,
pero aún así no noto diferencia alguna.
¿Se gana realmente el puntillo cabrón

mediante un acto tan mundano como este?
¿Cuántos calvos a Lucifer marcan la diferencia
entre picardía y simple estupidez?

En cualquier caso, ahora toca la parte difícil.

Escapar de las entrañas del averno"
Sentenció el jefazo en tono lúgubre.

15/8/16

La divina Xanada; Canto I


--PARAÍSO--

Y tras semejante fracaso electoral,
allí en lo alto encontraron la paz
Mr. Angelu y su secretaria fiel,

acompañados por la cuadra entera
de dispares redactores malignos,
en algo semejante a una redacción.

Entonces se presentó ante todos,
entre unos nueve círculos de fuego,
el gran jefazo de Eurogamers.

Junto a grandes críticos del momento,
DayoScript,  Bukkuqui y Chico Morera.
Bueno, Trolasodemierda también.

Eurogamers llamó a Mr. Angelu frente a ellos.
El xano se aproximó junto a GADA.
Fue entonces interrumpido por uno.

Ese fue Dayo, quien con su sensual voz así dijo:
--Para sostenerle la mirada al señor,
te echaré un cable yo, buen don Angelu.--

Entonces Angelu entró en presencia de Él.
El logo corporativo hecho real.
Y éste le penetró con su grandeza.

Fue entonces el caballero testigo
de los motivos para ser objetivo
y así, entre seriedad y fiabilidad,

el xano pudo ver tres círculos.
Dr. House, Suiza y Spider-man,
las tres patas de la objetividad eran:

Veracidad, Neutralidad y Honestidad.
Fue Mr. Angelu completo entonces,
y preparado a aceptar la objetividad.

"Abandona este camino pernicioso
que sólo desgracias te ha traído.
Cambia el chip y sé serio y formal de una vez.

Aparta las payasadas y el odio
y sé un crítico fiable de culto.
Podrás codearte con nosotros así."

Pensamientos y reflexiones cruzaron
la cabeza del galán sombrerero:
"¿Es esto lo que estaba buscando?"

"¿Esto es en lo que quiero convertirme?
Anhelaba un cambio en mi vida, así es,
pero siempre he sido el malo del cuento"

Mas entonces algo ocurrió en su mente:
"¡Soy el demonio y eso no lo traicionaré!",
y con un fuerte golpe al sombrero de Morera,

rechazó lo objetivo con rudeza.
Cerró el caballero su mentalidad.
Corrió por el largo pasillo celestial,

y dejando atrás a todos los flipers,
recogió a su pandilla en el portón
huyendo raudos del cruel paraíso.

Una queja llevó a un plan siniestro,
y Angelu nos arrastró a aquél punto
a perseguir nuestro haterismo marchito.

Robó así un galeón a los infiernos
y arrastrándonos a todos con él,
acudió a su cita con Lucifer.


--PURGATORIO--
Por surcar peor agua que la de las olimpiadas alza las velas
ahora la navecilla de mi ingenio,
que a un mar tan cruel zarpa decidido;

y en aquel segundo reino se adentra
donde el humano espíritu se purga
y de subir a donde las reviews dan dinero se hace digno.


El firme astro rey que resplandecía
acompañado por cuatro estrellas

todos al mismo tiempo se fundían
y entre penumbras desaparecían
mientras nos adentrábamos allí

donde a los que viven traspasar no deja, el cabronazo.
Entre aquellas tinieblas y penumbra,
atravesamos un agujero hosco.

dejando atrás el largo mar, entramos.
Nuestro guía y jefe Mr. Angelu
nos condujo por aquella senda,

a quien seguimos como a mamá pato,
solo que mareados por el viaje
y sus chillones tonos zafiro de rave.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...