Xanobot informa

Plataforma para el desarrollo de un grado superior público en sarcasmo e ironía.

Más microentradas

4/5/13

Avatar; del misticismo al poochismo


Seguro que todos recordamos con cariño Avatar: The Last Airbender. Es decir, para algo bueno que han emitido en Nickelodeon, ¿qué menos?
Pero toda gran obra tiene su contraparte. Así llegó Avatar: The Legend of Korra, una secuela de la serie original que pretendía relatar la historia del Avatar sucesor de Aang, Korra, una nativa de la nación del agua. Una coolinización innecesaria del Avatar original, creada únicamente para agradar al público adolescente. Por eso hoy les ofrezco una comparativa entre ambas series. Una especie de Viejo VS Nuevo, pero antes de nada, me gustaría aclarar una cosa. No odio The Legend of Korra, simplemente pienso que no fue una decisión muy acertada. Por lo demás, supongo que no está mal, pero rompió demasiado los esquemas de su precuela, y a pesar de estar inspirada en un mundo steampunk, no consigue calarme en absoluto. Supongo que no está hecha para mí.


Por un lado, tenemos The Last Airbender, una gran serie, llegada a ser considerada anime a pesar de ser una serie yankee, la cual nos relata una mística historia sobre un mundo dominado por elementos. En este mundo, hay una persona que puede dominarlos todos a la vez, y este es el Avatar; el elegido para mantener el equilibrio entre todas las naciones. Por desgracia, Aang, el nuevo Avatar, desaparece y la nación del fuego se vuelve loca por el poder, así que deciden dominar el mundo en plan nazis. Tras acabar con todos los maestros del aire, Aang reaparece, y comienza a poner orden en el mundo. La trama, a pesar de parecer algo simple e infantil, con miles de criaturas únicas y desbordante humor, también sabe tomar un rumbo serio e imprevisible, con un trasfondo bastante maduro e incluso una brutal evolución de todos los personajes, los cuales resultan muy humanos, además de carismáticos. Ojalá pudiera decir lo mismo más de una serie.

A todo lo anterior, añadimos la estética clásica oriental, y un misticismo increíble, el cual nos muestra el lado más espiritual de la naturaleza. El equilibrio entre los elementos, el mundo de los espíritus, y esos paisajes tan espectaculares. Avatar es un verdadero viaje cósmico, en el que el mundo está lo suficientemente desarrollado como para subsistir de una forma estable, pero sin dañar el entorno que les rodea.

¿Nuevos amigos? ¿¡Nuevos amigos!? ¡Y una mierda!

Luego, para bien o para mal, tenemos The Legend of Korra, la cual nos sitúa en un mundo mucho más desarrollado que en The Last Airbender basado, de hecho, en Nueva York. En este mundo reina la armonía entre las naciones, y los paisajes han pasado de ser orientales a steampunk. Sí, soy un firme defensor del steampunk, pero en una serie que nos ha mostrado tanto sobre la importancia de los elementos en la naturaleza, no lo considero precisamente un acierto. Pero mis quejas no radican ahí, sino en la trama. En un principio, cuando descubrí sobre una secuela de Avatar, estuve una semana dando palmas con las nalgas de la emoción. No sé qué me esperaba de la trama, pero confiaba en encontrar algo tan sublime como en la serie original. No pensé que perdería tanto esa estética de magia y misticismo, a pesar de estar basado en un mundo más desarrollado. Y, por otro lado, siempre me han encantado las series de aventuras en las que los protagonistas viajan por todo el mundo combatiendo peligros. Pero aquí, la trama se basa en cómo Korra conoce a un equipo de un deporte raro de maestros de los elementos formado por adolescentes. Demasiado poochiano para una serie de Avatar, pero meh, seguro que duraría un capítulo o dos, pensé. Como las subtramas de The Last Airbender. Craso error.

En efecto, la trama se centra en cómo Korra conoce a dos maromos del equipo, se une a ellos, y tienen que clasificarse en no sé qué leches. Mientras, se forma un triángulo amoroso entre los tres, y bla bla bla...
Nunca me han gustado las series de deportes. Ni Oliver y Benji, ni Inazuma Eleven, ni polleces similares. ¡No me gustan! ¡Me suda los cojonazos lo mal que lo paséis para ganar el torneo y el torneo en sí! ¿Por qué convertisteis Avatar en esto? ¡Sólo les falta hacer skate para reclamar más público adolescente! ¡Ni que fuera una mierda musical de Disney Channel protagonizada por críos raperos que hacen surf!
Vale, admito que no la he visto entera. Es más, creo que llegué, como mucho, hasta el capítulo 8 o así, pero no me jodas, la trama no me convence en absoluto, y los personajes principales ya no son lo que eran. ¿Soy el único que echa de menos a los carismáticos personajes de The Last Airbender? No hablo de traerlos de vuelta, sino de hacer que los nuevos tengan carisma. ¡Estos no me gustan ni a tiros! Son muy "¡Eh, mira qué guay soy, sé tirar piedras/escupir fuego/usar salpicadura contra un frisbie! ¡Amadme!"
Ni siquiera el maestro de Korra. ¡Ni siquiera sus ahostiables hijos! ¡Nada! Me aburro soberanamente con esta serie. ¿Dónde está la verdadera acción? ¿La trama interesante? ¿Las criaturas extrañas? ¿El enorme mundo mágico de la serie original? Esto sí es una verdadera tragedia y no el ataque de la nación del fuego.
Pero, oye, igual la cosa se pone más interesante unos cuantos capítulos más adelante. Por eso mismo, ¿hay algún fan de The Legend of Korra en la sala? En cuyo caso, ¿me recomienda usted, afable lector, seguir la serie? ¿O va a ser así hasta el final?

En cualquier caso, y por el momento, Avatar: The Last Airbender debió quedarse en eso, una serie autoconclusiva. Lo que vino después me parece una soberana estafa.



8 sandeces:

peter_traicer dijo...

Pues yo la vi, y tengo hasta entradas en mi blog sobre el tema, pero creo que desde ese tiempo mi pensamiento a madurado un poco sobre el tema.
Korra no es ni la mitad, ni el cuarto de buena que Aang, pero eso no la hace una mala serie... Creo que si hubiesen usado esa formula en otra historia, les hubiese ido mejor. Pero Avatar es otra cosa.

Lo mejor de esta temporada es Amón, el antagonista, porque malo no es. Y ahi es donde se me cayó la serie, le aguante los juegos idiotas, los entrenamientos idiotas, los triangulos amorosos idiotas. Pero la forma en la que terminaron la temporada es una atrocidad contra la serie y contra los espectadores, Amón daba mucho jugo, y terminaron todo en una batalla de elementos, cuando la batalla debió terminar en una lucha moral frente al pueblo, que era al que tenian que darle cuenta Korra y Amon.
Me molestó mucho... Bueno, eso. Igual sale la siguiente temporada luego, y la voy a ver igual, a ver si los personajes evolucionan y si logran ganar algo del carisma de los anteriores personajes...

TE EXTRAÑAMOS SOKKA! TOPH! AZULAAA!!!

Mr. Angelu dijo...

Vale, por lo que veo es así hasta el final de la temporada. Viva. En fin, si me aburro mucho, igual la sigo.

¡Tío Iroh! ¡Eras el mejor de la serie! ¿Dónde estás cuando más te necesitamos? Oh, ya lo recuerdo, muerto. Como el 90% de los personajes de The Last Airbender.

Chiisa Yanagi dijo...

Pues qué cambio entre uno y otro oiga.
Aunque yo no puedo opinar porque no he visto ninguna pero un amigo me recomendó hace tiempo ver la de Last Airbender.

De todos modos creo que la verdadera tragedia, la más gorda de todas, fue la peli The Last Airbender, sin duda. xDDD

Mr. Angelu dijo...

¡Por todos los dioses, señorita Yanagi! ¡No me recuerde semejante atrocidad!

DracoGirl dijo...

Estaba esperando a que estuviera la serie ya completa para verla del tirón pero tras leerte mi motivación se ha desvanecido.

De todas formas le daré una oportunidad, no puede ser tan mala viniendo de los mismos creadores de La leyenda de Aang. Al menos eso quiero creer.

Menuda decepción si realmente ha pasado del género aventura al de deportes + shoujo.

Mr. Angelu dijo...

Si objetivamente no es mala, pero se ha convertido en un género que no es el mío.

Anónimo dijo...

La primera y la segunda temporada de Korra son las más flojas, pero las dos últimas están bastante bien, al mismo nivel que Aang pero diferentes.

Mr. Angelu dijo...

@Anónimo
[img]http://i3.photobucket.com/albums/y67/MrGoodTimes247/GIFs/opinionated_zpsd5062272.gif[/img]

Publicar un comentario

¿Algo que objetar?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...