Xanobot informa

Contemplad la máquina.
Apreciad la máquina.
Suplicad clemencia a la máquina.

Más microentradas

22/10/13

Xanoleyendas urbanas



¡Esto es Xanoween! ¡Esto es Xanoween!


Es de noche, un grupo de estrafalarios energúmenos están sentados alrededor de una hoguera, lanzándose amenazas y mal augurios , hasta que una muchacha se levanta y con un intento frustrado de voz tenebrosa, dice:
-          Agarraos bien los pantalones, porque las historias que os voy a contar puede que os provoquen cierta descomposición intestinal.



Tras un duro día de trabajo haciendo el vago, Capitán Pedales decidió ir en coche hacia su huerta de “Chocapic” (eufemismo barato para decir que se estaba cagando).

Era una noche lluviosa, las calles estaban vacías y apenas había luminosidad. Al salir a las afueras de la ciudad se topó con una silueta femenina haciendo autostop.  El Capitán decidió llevarla, pese a las numerosas veces que Orgem le dijo de no recoger desconocidos.

La chica estaba ataviada con un hermoso vestido blanco y el pelo corto. Una vez que se subió al coche, Pedales le dejó su capa para que entrara en calor, pero quedó inerte tras verle el rostro.




El Capitán le preguntó a la “muchacha” varias veces por qué se había travestido y qué hacía allí, pero ella no parecía reaccionar al nombre de Jedek e insistía en que no era un travelo. Al final, Pedales desistió y continuó el trayecto.

Varios minutos más tarde, al acercarse a una curva, la chica dijo:

-          En esta curva me maté yo.

Cuando el Capitán se giró para verla, había desaparecido junto a su capa. No estaba ni dentro del coche ni fuera en la carretera.

Al día siguiente Pedales fue a ver a Jedek, pero no encontró su capa por ningún lado y él tenía una cuartada perfecta (se pasó la noche viendo la última temporada del anime de Pokémon y estuvo dando por saco en Twitter sobre ello).

El Capitán obligó al Grumete a limpiarle el coche y se fue al cementerio, dónde encontró su querida capa sobre la tumba de una chica idéntica a Jedek.



FIN.




Hace tiempo, se oían rumores que cierto desequilibrado mental se había escapado de un hospital psiquiátrico cercano al territorio sometido por Mr.Angelu. Él, creyendo firmemente que se trataba de Haru, recogió a su “fiel e inseparable” perro moguri para sentirse más seguro, ya que si un desquiciado intentaba atacarle mientras él dormía, la peluda bola blanca alcohólica probablemente le avisaría de cualquier intrusión.

Aquella noche y como era habitual, para que Mr. Kawaii se sintiera más cómodo, el pequeño moguri le lamía la mano cada vez que éste la sacaba de la cama.

Al cabo de un ratejo, el demonio de la chisteria Angelu oyó unos ruidos que lo despertaron, y para no tener que levantarse y comprobar la causa del molesto sonido, volvió a sacar la mano para verificar que su compañero seguía ahí, y efectivamente, su mano fue lamida.

A la mañana siguiente nuestro querido prota se extrañó de no ver a su alcohólico amigo durmiendo junto a él, así que se dirigió a su habitación secreta (donde escondía los estupefacientes que le ayudan a escribir este blog) y se encontró al moguri decapitado, con sus vísceras cubriendo el escritorio y su cutre-bola roja colgando del techo. En la pared, con la sangre de la pelusa blanca, estaba escrito:

-           Cómeme los huevos.
-          No solo los perros  moguri lamen.


FIN.

4 sandeces:

Arkanfunkel dijo...

xDD Están muy bien, me gustaría ver algunas más :D

Mr. Angelu dijo...

¡Dios mío, han matado a Cleon! ¡Hijos de puta!

L6944 dijo...

Me gusto bastante la segunda historia por ser un plagio muy gracioso de otra historia, ¿Por cierto hablaran del usuario Proyecto Cabra? digamos que sus vídeos nuevos no son ya tan salvables

Mr. Angelu dijo...

Hombre, cuando dije de hablar de creepypastas, me refería a hablar explícitamente de eso. No obstante, se le puede mencionar por ahí.

Publicar un comentario

¿Algo que objetar?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...