Xanobot informa

Pokémon GO en pleno 2017. Big fucking news, amigos.

Más microentradas

22/2/14

¿Es Hora de Aventuras para niños?


Yo soy una persona capaz e independiente. Usted también lo es, no se engañe. Aquí todos lo somos, o eso me gustaría pensar. Sentido común. Somos competentes, nos va la marcha, escuchamos música satánica y blues. Ya sabe, lo normal. Cada cual con su forma de ver, sus opiniones y sus juicios. ¿O no?

No siempre. Alguna vez nos habremos quejado de las nuevas generaciones que pululan (o plagan) nuestras calles. Nos hemos sentido ofendidos de que nuestro voto valga lo mismo que el de esos esperpentos con gorras torcidas. Es normal, lo mismo de siempre. Todo esto puede leerlo en cualquier sitio o escuchárselo a cualquiera. Yo sin embargo traigo la respuesta y solución: Pido por favor que dejemos de tratar a los niños como si fueran retrasados subnormales con déficit de atención.

Eh, hay muchos factores a tener en cuenta. Y cada chaval tiene que ser tratado de forma independiente, pues aquí nadie es un clon de nadie. El sistema educativo intenta hacer esto, estructurando la educación y formación que recibe cada crío, pero esa es otra historia que no viene al caso.

Piénselo. ¿Sobreprotegemos a los críos? Desde luego. A fin y al cabo, se lo damos todo masticado. Les decimos qué tienen que hacer, y eso cuando no lo hacemos por ellos. También les prohibimos todo aquello potencialmente nocivo para ellos, no dando pie a que aprendan ellos por su cuenta las razones y las consecuencias de por qué está mal o bien hacer esto u esto otro. El poco ocio que pueden tener ahora mismo se reduce a televisión, ordenadores y teléfonos móviles. No hay nada de malo en ello, yo también me he criado entre todo eso. Pero, ahora mismo, si yo por ejemplo decidiera encender la televisión y ver el Disney Channel, me encontraría probablemente con alguna serie o programa insultante para mi inteligencia. Y aunque tuviera diez o doce años, probablemente me sentiría insultado también. Las series para niños, en su gran mayoría, dan pena. Son estúpidas, redundantes, están mal escritas y están mal planteadas. No nos engañemos, está claro que no vamos a debatir sobre política ni sobre el último libro de Stephen Hawking con un chaval; pero no por ello tenemos que hablarles como si fueran imbéciles, de forma lenta y pausada para que nos quede claro a nosotros que a ellos les ha quedado claro, ni pintarle la vida como una cosa chachi pistachi de la muerte, o sea.  

Quisiera analizar Hora de Aventuras, sacando ejemplos concretos de capítulos concretos (los nombres de dichos capítulos estarán en negrita, por comodidad). Evidentemente, también hay más series actuales que no tratan a tu hijo como si fuera tonto; he elegido Hora de Aventuras por ser de las más conocidas y, además, de las más “extrañas”. Será interesante, además, intentar poner orden entre todo ese sinsentido que parece tener cualquier capítulo. Doy por sentado que la serie no le resulta del todo desconocida. Quiero decir, si lo que busca es información general de la serie o de los personajes, no la encontrará aquí. Mi intención es explicar por qué Hora de Aventuras es una buena serie, no por sus aventuras, ni acción, ni dibujo, ni nada de eso, sino por los temas que trata y la forma en que lo hace. Concretamente, trabajaré dos temas principales: la amistad y el amor/la sexualidad. El motivo es, a grandes rasgos, que no he encontrado otra serie que los trate de una forma tan madura y práctica. Por último, intentaré resolver la eterna duda de “¿Pero esto es para niños?”. Una vez más, no es necesario que estén de acuerdo conmigo, pero les invito a la reflexión, sea cual sea. 


LA AMISTAD EN HORA DE AVENTURAS

Primero, hay que admirar la relación entre los dos protagonistas. Finn y Jake tienen una relación muy estrecha. El motivo es el siguiente: Los padres de Jake encontraron a Finn abandonado (Memories of Boom Boom Mountain)  y decidieron adoptarlo, por lo que es perfectamente comprensible considerarlos a ambos como hermanos. Y de hecho, podemos apreciarlo en muchos episodios (hay que tener en cuenta que entre ellos, en la versión original, se dicen “bro”, que viene de “brother”, mientras que en la traducción española utilizan varios términos: “tron”, “colega”) y con distintos matices. Por ejemplo, en All Your Fault, ante una situación en la que tienen miedo, se dan la mano para sentirse más seguros, sugiriendo que no hay nada de malo en que dos personas (que no estén en una relación romántica) se den la mano. No todo es idílico, claro, pues en Who Would Win Finn y Jake discuten y pelean. Ojo, una pelea muy bestia. Hostias como panes y a mansalva, y sálvese quien pueda. También hay un tenso enfrentamiento en My Two Favorite People, donde Jake intenta que Finn y su pareja Lady Arcoíris se hagan amigos para poder pasar tiempo con los dos a la vez. El plan funciona demasiado bien, y Jake acaba teniendo celos de lo bien que se llevan ambos. No es raro encontrar choques entre personajes de cualquier serie, pero siempre se han tratado de una forma más bien superficial. Este capítulo explora bastante bien la idea de un niño que siente celos y desconfianza de otro que “le ha quitado” a su amigo. Dicho de otra forma: ¿los amigos son “posesiones”? En Evicted!, Jake canta sobre el verdadero significado del hogar, no como algo físico, no como una posesión, sino como un “lugar” donde la gente te acepte sin ningún tipo de juicio.



El concepto de lo que es un “amigo” también se intenta desarrollar en otros capítulos, especialmente la relación. Citaré Go With Me y What Was Missing. En el primero, Finn intenta pedirle una cita a su principal interés amoroso (sobre lo cual hablaremos más adelante), la Princesa Chicle, y para ello sigue los consejos de Marceline, una vampiresa. A lo largo del capítulo, Finn descubre cada vez más que tiene muchas cosas en común con Marceline, y que de hecho, ambos se llevan estupendamente bien. Finn entonces empieza a sentir algo entre ella y él, lo que al principio parecía que iba a ser el comienzo de una relación romántica. Finalmente, el giro reside en que a pesar de todo, ni Finn ni Marceline querían este tipo de relación entre ellos, puesto que simplemente les gusta pasar tiempo juntos y divertirse. Lo considero un punto importante a la hora de romper con el mito de que hombres y mujeres nunca pueden ser “sólo amigos”. Y no hay nada de malo en ello. Ni las mujeres son unas “despiadadas” por considerar a un hombre un amigo (la famosa friendzone), y de considerar este “sólo amigos” como algo malo, sino todo lo contrario; ni los hombres se portan bien con las mujeres para conseguir una relación romántica ni ningún tipo de favor sexual. En What Was Missing surgen roces cuando Finn intenta que Marceline y Chicle se lleven bien y trabajen juntas para resolver el problema que surge en el capítulo. El mensaje de dicho capítulo es el siguiente: incluso dos personas tan distintas pueden llegar a ser grandes amigas. Además, es necesario aclarar que estos roces surgían por un malentendido entre ambas, lo cual es sinónimo de abogar siempre por la sinceridad a la hora de conocer gente nueva. Nuevamente, en Fionna & Cake, Fionna estipula al final del capítulo que no necesita de una relación romántica o sexual para ser feliz y sentirse bien consigo misma, y que no quiere “pertenecer” a nadie. Es un pequeño discurso muy maduro, pues en ocasiones pareciera que necesitáramos estar saliendo con alguien o tener pareja para poder ser felices. Fionna defiende que estar soltero no es necesariamente algo malo ni doloroso, que no podemos construir nuestra auto-estima basándonos en tener pareja o no, o en las veces por semana que se tengan relaciones sexuales. Esto es algo que incluso a las personas más adultas les cuesta comprender.


EL AMOR Y LA SEXUALIDAD EN HORA DE AVENTURAS

El tema del amor, cómo no, está presente en numerosas ocasiones. En el transcurso de la serie, Finn se enamora de Chicle e intenta por todos los medios conquistarla, fracasando estrepitosamente al ser considerado por ella “demasiado joven”. Dicha relación nos retoma al concepto de la friendzone. Es en Incendium cuando Finn se derrumba emocionalmente, y suscita la pregunta de quién es realmente el culpable; si Chicle por no rechazar a Finn directamente y sin tapujos, o si Finn por seguir detrás de ella a pesar de su obvia falta de interés en él. Otro capítulo, Slow Love, muestra a un caracol, Snorlock, intentando conseguir pareja, y para ello pide la ayuda de Finn y Jake. Tras todos los problemas, finalmente se descubre que Snorlock era en realidad una babosa, motivo por el cual le era tan difícil “ligar” con mujeres caracol (había atravesado la casa árbol de Finn y Jake, haciendo que esta pareciera su concha). Si tenemos en cuenta que es imposible que Snorlock no supiese que él era una babosa, podemos dar pie a debates sobre si el capítulo habla o no de la homosexualidad. Una lectura interesante podría ser la de Snorlock sintiéndose avergonzado de su sexualidad reprimida (sea heterosexual u homosexual) y por tanto intentando una pareja del sexo contrario. Al final cuando conoce otra babosa (es decir, deja de intentar enamorarse de caracoles), Snorlock acepta su verdadera sexualidad y es feliz por fin. En el capítulo, Snorlock es un hombre y los caracoles (y la babosa del final) son todas mujeres, pero esto probablemente no sea más que una ingeniosa treta, una forma de evitar la censura de Cartoon Network. Tengan en cuenta que en What Was Missing, capítulo anteriormente mencionado, sufrió una fuerte crítica y levantó una vez más la polémica con respecto a la relación entre Marceline y Chicle. Está claro que se llevan bien, pero ¿hay algo más?


La posibilidad de que exista una cierta atracción homosexual entre ambas (o que, incluso, sean una “pareja”) deriva de algunos trozos de la canción que Marceline que estipulan que “quiere chuparle el rojo de su preciosa cara rosa”. Además, a cada personaje le roban un valioso objeto personal: a Jake su mantita, a Finn un trozo de pelo de Chicle… Pero el objeto que roban de Chicle es una camiseta que Marceline le regaló y que, según ella, “se la pone siempre cuando se va a la cama”. Pareciera que Estados Unidos está obsesionada con eliminar hasta el más mínimo atisbo de homosexualidad de todo aquello dirigido al público. Deberían ser los propios niños los que decidieran si consideran la homosexualidad como algo bueno, algo natural o algo malo (no olvidemos la fuerte tradición católica de los americanos). Una queja constante es aquella que considera a los niños demasiado jóvenes e inocentes como para ver un beso (o muestras de cariño, o contacto físico más íntimo) entre dos personas del mismo sexo. Teniendo esto en cuenta, ¿por qué es apropiado entonces si, en lugar de dos hombres o dos mujeres, nos encontramos con una mujer y un hombre? No es difícil encontrar, por ejemplo, parejas heterosexuales en series, sean animadas o no, dirigidas a un público infantil. Pero parece que los americanos tienen muy claro que ver a dos mujeres besándose es algo poco plausible y bastante nauseabundo. Qué raro, con la de pornografía lésbica que se puede encontrar en Internet. 


CAJÓN DE SASTRE (OTROS TEMAS)

Un capítulo del cual siento la necesidad de hablar es All The Little People, el cual siempre me da escalofríos cada vez que lo veo. Finn encuentra una bolsa con todos los personajes de la serie en miniatura, que son representaciones de un universo paralelo. Pronto se da cuenta de que puede alterar las relaciones personajes de dichos personajes, poniéndolos cerca y obligándolos a interactuar entre sí de forma que desarrollen sentimientos románticos y sexuales entre ellos (en perspectiva, es un poco como el videojuego Los Sims). Este episodio explora otra faceta de Finn, la manipulativa y obsesiva, puesto que disfruta creando estos conflictos, dramas y romances fallidos entre los mini-personajes. Dicha faceta volverá a salir a la luz en Frost & Fire donde tomará un cariz preocupante al ser su propia novia la víctima de sus manipulaciones. Esta segunda cara es totalmente necesaria y primordial en la serie. Finn no es un héroe puro y perfecto que actúa siempre en pos de la justicia. Finn es un humano, un niño, que crece (por eso está doblado por otro niño, para apreciar el cambio de voz y, por tanto, como Finn crece), madura, desarrolla sentimientos y aspiraciones, pero también fracasa, también se cae y sufre, y aprende de ello. Muy pocas series (no me viene ninguna a la mente ahora mismo, pero alguna habrá) permiten este crecimiento del personaje. Al contrario, pareciera que los personajes se encuentran atrapados en un bucle temporal todo el rato, por la carencia de este desarrollo (Chowder, por ejemplo, es una buena serie, pero los personajes son siempre iguales, tanto física como emocionalmente).

En Another Way (además de ser uno de los capítulos con mayores connotaciones sexuales), se plantea otra cuestión de interés: ¿seguir las reglas convencionales, o hacer las cosas a tu manera? El capítulo está inteligentemente escrito, puesto que no se decanta por ninguna de las dos. Al principio, Finn está convencido a hacer las cosas a su estilo, pero en cuanto ve que las consecuencias de sus acciones traen la desgracia de personas ajenas, empieza a plantearse si realmente es lo correcto. Este tipo de duda también se había visto con anterioridad en The Other Tarts, donde Finn y Jake se meten en líos por desobedecer a Chicle y realizar una misión de una forma que no debían. La responsabilidad es un peso importante, y no siempre es fácil cargar con ella (Slumberparty Panic, Burning Low).


¿ES HORA DE AVENTURAS UNA SERIE PARA NIÑOS?

Ahora bien, una pregunta que todos se han hecho en algún momento es: ¿Es Hora de Aventuras realmente para niños?

En este punto, necesito que pongan un poco de su parte. Les pido que recuerden (o que vean ahora mismo) capítulos como No One Can Hear You, King Worm, Puhoy o A Glitch is a Glitch. La respuesta debería venir a sus mentes de forma clara. Pero si la psicodelia no fuera suficiente para complacer a públicos inquietos, he de mencionar algunos capítulos que en los cuales se tratan temas más maduros.

Hug Wolf es un claro ejemplo. En él, un hombre lobo abraza a Finn y lo contagia. Este hombre lobo es en realidad un abraza-lobo, y abrazan en lugar de morder a sus víctimas. Entonces Finn se convierte por las noches en otro abraza-lobo más, satisfaciendo su deseo irremediable de abrazar a la gente sin su consentimiento previo. Puede parecer inofensivo (o como mínimo, poco violento), pero lo cierto es que no lo es, si consideramos el hecho de “abrazar” como una metáfora de “deseo sexual”. Ciertas líneas del capítulo no hacen más que dejarlo más patente: “¿Por qué encerráis a Finn? ¿Es abrazar algo malo?”, “Abrazaré a tu madre”… Hay otra escena en la que una de las “víctimas” dice a su agresor: “Tengo mujer”. No me suena a algo que se le suela explicar a los críos, ¿no? Es cierto que estos temas suelen tratarse más cuando se es más bien un adolescente, y quizá sea forzar un tanto el límite sobre lo que debería explicar una serie infantil.  

En relación a esta supuesta satisfacción sexual indebida, Lady & Peebles es también imprescindible, puesto que trata de la violación a mujeres. En el capítulo, Arcoíris y Chicle son atraídas a una cueva donde supuestamente Finn y Jake han sido atrapados. En la cueva hay metáforas y simbolismos evidentes como una sala llena de ojos que siguen con atención sus movimientos, otra llena de manos que intenta agarrarlas y otra donde aparece una lengua gigante. Por si no fuera poco, el villano en cuestión, Ricardio, intenta someter físicamente a Chicle. Chicle se defiende y consigue herir al “violador”, haciendo que este huya. Para una serie dirigida a niños, vuelve a ser un capítulo muy crudo y directo, al mostrar directamente un intento de violación, en el cual la chica se zafa del agresor a base de golpes, a pesar del miedo que ésta siente (Chicle se muestra temblorosa y tiene sudor por toda la cara). Además, es interesante analizar una frase de Ricardio: “Antes quería solo tu corazón, pero ahora quiero el pack completo”. Esto es, básicamente, la ruptura del amor como algo que se limita meramente a los sentimientos. También podría significar que el deseo sexual es algo inherente a una relación romántica, la pérdida de la inocencia del niño o de la niña cuando entra a la adolescencia. El deseo sexual se hace evidente otra vez en The Pit, donde una mujer “que lleva mucho tiempo encerrada” en un pozo intenta violar a Jake de forma violenta cuando éste es capturado y arrojado a él.        

Otro tema, ya para ir cerrando el artículo, presente en Davey es la posibilidad de eludir responsabilidades. Finn se siente exhausto de ser un héroe y crea un alter-ego para escapar de sus labores como tal. Esto muestra un conflicto interno en el que Finn se niega a sí mismo sólo para escapar de toda la presión que siente. Considero que esto es algo común que todos sentimos en algún punto, el hecho de querer eludir todas las responsabilidades externas que el mundo nos pone sin consultar. El querer romper con la rutina es natural, y el capítulo lo muestra de una forma interesante.   

Mucho me temo que he de terminar ya, pues necesitaría días y días para analizar Hora de Aventuras con absoluta profundidad. A pesar de todo, esto no es más que mi lectura y teoría sobre el mensaje de los capítulos. Esté en lo cierto o me equivoque, si una serie para niños puede ser capaz de suscitar tantas dudas, moralejas y supuestos mensajes, es que es ciertamente interesante de ver. Hora de Aventuras está bien escrita y construida, y de entre las optativas actuales, es la elección más segura. Existen otras series animadas que también tienen cierto valor educativo para niños y adolescentes, como El Asombroso Mundo de Gumball o Phineas y Ferb, las cuales tienen sus propios mensajes y temas de los que hablar (y lo hacen en muchas ocasiones de una manera muy acertada), por lo que no duden en echarles un ojo si están interesados.

¿Es Hora de Aventuras una serie para niños? Quizá sí, o quizá no. Desde luego, es uno de los públicos a los que, en mi opinión, parece ir dirigido, teniendo en cuenta el estilo de dibujo y animación. Pero hay más, si nos paramos a pensar en los temas que trata y cómo los trata, pudiera parecer que en realidad, el público de esta serie es más madura y mayor en edad. ¿O no? ¿O quizá simplemente da por sabido que los niños no son ni tan inocentes ni tan estúpidos, y que se enteran de más cosas de las que nos pensamos? Quizá sea este el verdadero mensaje de Hora de Aventuras.

PD: Sólo me resta añadir que ver y disfrutar una serie de dibujos animados no es sinónimo de inmadurez.



Méndez 

7 sandeces:

Mr. Angelu dijo...

Me extraña que no haya mencionado usted al Rey Hielo. Es un personaje que me fascina por la profundidad, tanto de su historia, como de su personalidad, así como la forma en que es tratado por todos.

Arkanfunkel dijo...

Chapó caballero, aunque a mi no me gusta esa serie he de admitir que este artículo es realmente excelente e invita a la reflexión. Saludos.

Sergio Méndez dijo...

Señores, está claro que me he dejado muchas cosas fuera, como el Rey Hielo. Pero, como comenté con alguien, es un artículo, no una tesis.

Sirk dijo...

¡¡Queremos una tesis!! xD

Está fantastico el articulo. Yo empecé a ver esta serie recomendado por un amigo. Al principio... me parecia una serie infantil, pero a medida que avanza la serie...
Yo considero que la serie tiene 2 tipos de caps, los de trama y los normales. Los normales son los caps autoconclusivos e infantiles, dirigidos al publico infantil. Y luego estan los de trama, que te van contando la historia de los personajes, del mundo, etc.


Los de trama suelen ser increibles, dandole profundidad a la serie y es por lo que la amo. Desde la historia del Lich, la guerra de los champiñones, la historia de Marceline, del Rey Hielo, los increibles caps de "Finn the Human" y "Jake the Dog". Son los que me hacen seguir enganchados a esta serie.

En cuanto a la pregunta... ¿Es HdA para niños?

Sinceramente, opino que no. ¿Por qué? en muchos momentos la trama es macabra, tiene muchos dobles sentidos e incluso en algunos casos, malas moralejas. (Aun recuerdo aquel cap en el que Finn intenta hacer algo que no recuerdo y habla con Billy. Este le dice que NO use la violencia. Dutante el cap intenta buscar la manera no violenta de resolver el problema, para finalmente terminar usándola y resolviendo el problema. Como conclusion va a ver a Billy y le dice que la violencia es la mejor manera de solucionar los problemas. (Eso si, este cap, e españa y Latinoamerica tienen censurada esa ultima escena, y con razón)
Tabien hablamos de que durante la serie hay caps... muy duros a los ojos de un niño. Finn viaja al mundo de los muertos. Viaja a la nochesfera, muy similar al infierno. En el capitul ode la mansión, o el del cumpleaños de Finn se cargan a medio plantel de la serie (aunque luego sea falso).

Yo no soy de los que consideran que un niño deberia ver dibujos simples, pero si cosas adecuadas a su edad (y sobretodo cosas que los hagan pensar). HdA, es entretenida, pero como bien explicas, hay mucho mensaje oculto que en muchos casos el niño recivirá y no sabrá porqué o de donde.


Bueno, tras esta parrafada, insisto: Muy buen post, una pasada. (igual que el blog).

Muchos saludos de: "El colega de Arkan"

Cotaru dijo...

Me encanta como se enigmatiza la mente de los niños como si nosotros adultos hubieramos perdido todo recuerdo de cuando éramos unos.
Sobre el artículo: Miro los dibujos animados con mi hermano de ya 4 años y está lejos de interesarle esta serie. Por otro lado todos mis conocidos que miran esta serie tienen 12 años para arriba. Por lo que puedo concluir que es una serie para adolescentes y no para niños.

Habiendo visto unos cuantos capítulos solamente, decepcionado queriendo encontrar una comedia; me has dado otro punto de vista para encarar hora de aventura, debo decir que en el futuro la miraré con otros ojos.

Fénix A. j. dijo...

Respecto a la pregunta retórica "¿O quizá simplemente da por sabido que los niños no son ni tan inocentes ni tan estúpidos, y que se enteran de más cosas de las que nos pensamos?", yo lo único que digo es que los niños no son estúpidos, ni mucho menos. Simplemente, les falta experiencia. Y sí, la experiencia es un grado, pero no significa ser subnormal o que no se entere de nada.

Seguramente pocos niños se darían cuanta de las implicaciones sexuales que parecen haber en varios capítulos, básicamente porque no tienen experiencia del sexo, y es posible que de alguno saliesen incluso en plan "ni idea de qué demonios se supone que ha pasado aquí". Pero de otros temas seguramente se enteren de mucho más de lo que imaginamos.

Iván dijo...

Vaya, menudo análisis de la serie! Felicidades, has escrito un artículo muy completo.

Respecto a la pregunta, yo creo que es una serie para adolescentes. La forma de hablar es totalmente adolescente y las tramas son bastante complicadas para la mente infantil. Yo soy adulto y me encanta la serie. Sobre todo me gusta todo el mensaje que hay entrelíneas. Ya solo que esté ambientado en una sociedad postapocalíptica es genial.

Por último, respecto al capítulo Davey, yo hago una interpretación un poco diferente a la tuya. A lo mejor porque estoy más cerca de Davey que de Finn. Yo creo que la lucha de Finn no está en asumir responsabilidades sino en decidir entre dos personalidades o dos formas de vida, una la de aventurero molón y otra la de persona normal, tranquila, seria y predecible, con un trabajo normal y una hipoteca. Es la crisis de los 30!

Publicar un comentario

¿Algo que objetar?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...