Xanobot informa

Contemplad la máquina.
Apreciad la máquina.
Suplicad clemencia a la máquina.

Más microentradas

29/8/16

Divina Xanada: Canto VIII

 --AVARICIA--



Entramos en los terrenos de los vendidos.
De los que se activan el partner en Youtube
y se forran con Machinima y Monster.

Banqueros, gameplayers y gente con profundas
barbas o ridículos peinados de skater
arrastraban su peso en oro por una valdía cuesta.

Entre montañas de oro y tesoros, los xanos,
que no pudimos dejar escapar la oportunidad,
nos llenamos los bolsillos con todo lo que pillamos.

"¡Con esto vamos a poder expandir el blog
hasta la saciedad! ¡Voy a comprar tantos
dominios y armamento que seremos imparables!"

Afirmó Mr. Angelu mientras robaba a dos manos.
"¡Me voy a hacer una estatua de oro en el jardín!
¡Cincuenta y siete metros va a medir!"

GADA, contagiada por la avaricia del caballero,
le animó a continuar con el hurto.
"¡Esto es cojonudo! ¡Con toda esta pasta,

podremos hablar al fin de lo que nos dé la gana!
¡Quizás podríamos mejorar el blog,
traer redactores cualificados por una vez,

y ante la oleada de cambios de calidad,
incluso conseguir más audiencia, nueva,
distinta! ¡Por fin nos tomarán en serio

y tendremos el reconocimiento mediático
que tanto deseamos y merecemos!"
Uno de los demonios con forma de urraca

que custodiaba este círculo incansable,
nos pilló entonces con las manos en la masa,
y de un grito nos pegó un susto del carajo.

Durante el sobresalto, GADA tocó por accidente
uno de los tesoros allí apilados. Era la mano de Midas,
que al instante la tornó en oro macizo.

Escapamos acaparando todo lo que pudimos,
sin embargo, en cuanto cruzamos la frontera,
todos los bienes se convirtieron en arena.

Se preguntó entonces el jefazo
"¿Hasta qué punto es bueno intentar expandirse?
¿Nos estamos pasando quizás con todas esas mejoras?

Tal vez estamos intentando morder más
de lo que podemos tragar. Al final,
sólo me veo aplastado bajo todos mis castillos en el aire.

Mejorar está bien, y desde luego, nosotros
hemos ido siempre un paso más allá de
lo que es un blog normal, pero igual va siendo

la hora de parar y empezar a conformarse
con lo que tenemos. A centrarnos y hacer
prosperar lo que ya hay, en lugar de distraernos".

  
--GULA--

Mientras cruzábamos el terreno de
los hambrunos y los gochos, Angelu
recibió una llamada a su móvil.

"Mr. Angelu al aparato" dijo, para ser
respondido por una voz familiar
"¿Pasa, pimpollo?" preguntó retóricamente.

"¡Mierda, Billy! ¿Se puede saber 
dónde cojones te has metido?" preguntó
el caballero de manera no retórica.

"Yo qué sé, tronco. Me pasé a ver
a la basca por el círculo de los
mangantes y cuando salí de la trena

os habíais pirado" concluyó el esqueleto.
"Joder... No te muevas de ahí, luego nos
pasaremos a buscarte" respondió, y terminó 

Billy la conversación con un "Okey makey".
Colgó Angelu el celular, y echamos a andar.
Entre mares de comida y heces de todo tipo.

Allí los glotones eran batidos en gigantescos
Slap Chops hasta ser convertidos en papilla.
Algunos eran pasados por Graty, para el queso,

y otros servidos con guarnición a los demonios
que allí se atiborraban. Entre caníbales y
carnívoros, avanzamos intentando

no llamar la atención lo más mínimo.
En mitad de otra reflexión, esta vez sobre
el número adecuado de redactores en el blog,

cosa que contestó Batchap con un
"Con cinco basta, coño, Angelu ya,
que te pones a contratar y no ves el final",

fuimos detectados por los voraces.
Movidos en parte por el apetito, pero
sobre todo por las órdenes de Lucifer,

los demonios trataron de degustar nuestras
sabrosonas carnes morenas. Aguantamos.
Aguantamos como nadie nunca ha aguantado.

Y ejerciendo como el héroe que es,
Batchap decidió sacrificarse para salvarnos.
Primero repartiendo a diestro y siniestro,

para posteriormente verse rodeado
y ofrecerse sensualmente, desnudo,
en una bandeja de plata bien ornamentada.

Escapamos de aquella de chiripa,
abandonando con paso firme el círculo.
Un lugar horrible y maloliente,

pero el caso... es que se comía bien.

0 sandeces:

Publicar un comentario

¿Algo que objetar?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...