Xanobot informa

Pokémon GO en pleno 2017. Big fucking news, amigos.

Más microentradas

15/3/17

Los peores personajes de Aquí no hay quien viva


Aquí no hay quien viva es, muy probablemente, la mejor serie española que haya existido jamás. Los personajes, los diálogos, las situaciones, los chistes... todo era maravilloso... bueno, casi todo. No era una serie totalmente perfecta, la serie tuvo algunos personajes completamente HORRENDOS, y era muy extraño, porque la serie tenía personajes geniales. ¿Cómo es posible que algunos personajes fuesen tan buenos y otros TAN MIERDEROS? No se sabe, pero aquí una recopilación personal de algunos de los peores personajes de Aquí no hay quien viva, que disfruten.



ALICIA

Puta. No se puede definir con una mejor palabra a Alicia, y no lo digo por el hecho de que cada noche se acostase con un tío diferente, si no por el conjunto de su personalidad. Es extremadamente egocéntrica, creída, despreciable, inútil, traidora, egoísta y un largo etcétera. Solo se preocupó por Lucía, Belén y Emilio en un episodio. Me alegró muchísimo cuando a mitad de la tercera temporada la mandaron a tomar por culo.

ARMANDO

La versión masculina de Alicia. Armando, el hijo de Concha, era bastante similar a Alicia pero en versión hombre, aunque lo peor de todo es que se supone que el personaje era un ligón exitoso... y el actor que lo interpretaba no era precisamente un adonis, por lo que no tenía ningún puto sentido. Me alegro de que solo apareciese en la primera temporada.

DANI

El hijo de Armando y nieto de Concha. Diálogos malos y poquísimo protagonismo, básicamente era un personaje puramente de relleno. En cierto episodio de la primera temporada se va con la madre (que está separada de Armando) y llega la hija, Rebeca, la cual  es aún 1000 veces peor...


REBECA



Alicia en miniatura 100% insoportable. Básicamente eso. Lo único bueno de esta cría insufrible fue su utilidad como chiste de la niña del ático en el episodio especial de terror de la primera temporada. Menos mal que no se quedó mucho tiempo en la serie...


ALBA



La mujer de Diego antes de que éste se volviese "gay". Es psicológicamente inestable, en otras palabras, está como una puta cabra, además de ser estúpida. Cuando se lió con Carlos una Nochevieja, se quedó preñada, y en lugar de decírselo (o abortar) se lo calló, y meses después, al ver que no encontraba ningún tío, volvió para decírselo por fin a Carlos... justo cuando éste se iba a casar con Lucía. Uno de los peores personajes de ficción que he visto en mi vida.

CANDELA

La hija de Higinio y Mamen es como un José Miguel en versión femenina pero 0% graciosa. Candela es una de las principales razones de por qué la última temporada de Aquí no hay quien viva mostró preocupantes síntomas de agotamiento.

MAMEN

Mamen se suma a Candela en la lista de razones por las cuales la última temporada flojeó. A esta mujer lo único que le importa es reformar su casa y comprar muebles compulsivamente, además de meter las narices en cada reforma que hace su marido. Pero lo peor fue cuando, aprovechando que Higinio estaba haciéndole una reforma a los Cuesta, le convenció para quitarles metros cuadrados para que la cama nueva que compró Mamen encajase bien en la habitación en lugar de cambiar la cama. Reverenda hija de puta.

LOLA

Durante la segunda mitad de la tercera temporada, cuando Alicia salió de la serie, Belén se puso a buscar una nueva compañera de piso... y no se le ocurrió mejor idea que meter a esta impresentable puta que se dedica a acostarse con jóvenes y mandarlos a tomar por culo a la mañana siguiente. Y eso que es policía. Es una especie de Alicia 2.0, pero con la diferencia de que, afortunadamente, desapareció de la serie en un abrir y cerrar de ojos. Al menos, podemos sacar algo muy bueno de todo esto, el famoso meme de Emilio:



NATALIA

Natalia es un personaje que prácticamente no ha aportado ABSOLUTAMENTE NADA a la serie y no hay discusión posible. Es la típica adolescente/joven-adulta rebelde y malcriada que solo ha servido para lucir el buen tipito de la actriz en aquella época. Siempre he odiado los típicos personajes femeninos calientabraguetas pero increíblemente estrechas al mismo tiempo y que solo se acuestan con aquellos hombres que seleccionan con pinzas mientras disfrutan poniendo cachondos al resto del personal. Y cuando el personaje adquirió más protagonismo hacia la recta final de la serie, fue aún peor.

CARMEN

Nunca entendí por qué esta desequilibrada mental continuó en la serie después de que Emilio cortase con ella definitivamente. Se supone que proviene de una familia de clase alta, y teniendo su propia casa, o con posibilidad de adquirir una con poco esfuerzo, o de volver a vivir con sus padres, decide meterse a vivir con Belén, Bea y Ana en ese cuchitril de casa. Nunca me gustó Carmen, ni me hizo gracia que acosase sexualmente al pobre Fernando, y lo que más me jodió fue lo mucho que esta imbécil duró en la serie, incomprensiblemente.

ANA (LA MAYOR CAGADA DE LA SERIE)

¿Puede un solo personaje destruir una serie? La respuesta se da automáticamente con un personaje como Ana: UN ROTUNDO SÍ.
Alberto Caballero, co-creador de la serie y guionista, se encaprichó con el chochete huesudo de Vanesa Romero y mandó a la mierda a la atractiva María Adanez (quien interpreta a Lucía). De esta forma, se creó un nuevo personaje para la serie (más por enchufismo que por otra cosa): Ana, el personaje PEOR ESCRITO de toda la serie. Dejando a un lado la pésima actuación de Vanesa Romero, el personaje de Ana es presentado en la serie como una azafata amiga de Bea, que se convierte en la nueva compañera de piso de Belén. Sacado absolutamente de la nada, Bea se empieza a enamorar "mágicamente" de Ana de repente, se enrollan, se pelean, se reconcilian, Ana se empeña en decir que es lesbiana a pesar de ser claramente bisexual, no aporta ningún chiste divertido a la serie, su relación con Bea es totalmente forzadísima, empalagosa y absolutamente nada creíble, lo de ser azafata desaparece por arte de magia, María Adanez se marchó de la serie por su culpa al final de la cuarta temporada, haciendo efecto dominó con los personajes de Carlos y Roberto, etc... etc... En términos generales, Ana es la MAYOR CAGADA que pudieron hacer con Aquí no hay quien viva. Odio a esta puta imbécil.

En fin, eso es todo, y a pesar de lo dicho, Aquí no hay quien viva es y seguirá siendo la mejor comedia española de la historia por tener muchas más cosas buenas que malas. Hasta la próxima.



5 sandeces:

Javi Mínguez dijo...

Aida también tiene su aquel. Yo no sabría cual poner por delante.

King Garrac dijo...

A mí de pequeño me gustaban estas series con el Síndrome de Aída... cuando eran dos o tres, y los chistes funcionaban. Luego, empezaron a haber 10,15,doscientas series clónicas jodidamente iguales con los mismos tópicos e incluso con un hijo bastardo de LQSA, y empecé a cansarme de cojones de lo cansinas que eran todas. Y os lo dice alguien que ve vídeos de 10 horas en bucle.

McFadyen Sara dijo...

Excepto uno, 100% de acuerdo en lo demás xD

Fénix A. j. dijo...

Menuda colección de "ejemplos de cómo no hacer a tu personaje". No he visto la serie, pero todos tienen pinta de ser esos que en cualquier película de acción estás cruzando los dedos para que por fin le metan un balazo entre ceja y ceja, o cualquier equivalente.

Dicho lo cual, no he podido evitar fijarme que en su gran mayoría son tías (que deben de cubrir la mayoría de los personajes femeninos de la serie, porque anda que no has mentado personajes), y que además cubren todos los prototipos de tías que existen actualmente en el mundo de la ficción, a falta de la femme fatale y jefa/segunda al mando que los tiene mejor puestos que todos los mendas a sus órdenes juntos. Y luego que por qué los personajes femeninos no triunfan.

El ocioso de azul dijo...

Y Yago? Nadie se acuerda de ese parásito hipócrita?

Publicar un comentario

¿Algo que objetar?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...