Xanobot informa

Plataforma para el desarrollo de un grado superior público en sarcasmo e ironía.

Más microentradas

23/4/17

First Dates y la telemierda



Todos conocemos los famosos programas de citas que emiten en Telecinco y, desde que ésta la compró, en Cuatro también, y por supuesto, si tienes una cuenta de Twitter, probablemente conocerás el nuevo meme de moda, producto de ese pozo de mierda bajo el nombre First Dates. Estoy hablando, obviamente, del Yoshikage Kira de mercadillo que ofreció a los ya de por sí ignorantes medios de comunicación una esperpéntica imagen del mundillo manga. Más concretamente ha revivido esa imagen de bicho raro inadaptado, esa que tenía la gente "normal" en su cabeza cuando te señalaban y se burlaban por verte leer manga en los recreos al grito de "hostia tú, son esos dibujos chinos que se leen al revés!!!1!1". Y no le voy a descubrir nada nuevo a nadie al decir esto, pero los tan denominados "frikis" no tenemos por qué ser notas gritones que imitan a sus personajes favoritos todo el tiempo y no saben comportarse en lugares públicos (aunque no niego que existan cretinos así, tampoco). A fin de cuentas sólo somos personas completamente normales a las que les gusta un determinado tipo de entretenimiento, en este caso el manga/anime, como a ti pueden gustarte el fútbol, los videojuegos o el cine, por ejemplo. Ahora bien, habiendo explicado que el agua moja, veamos al susodicho especimen y analicemos un poco el contexto detrás de las cámaras que Ellos no quieren que veas, por evidente que esto sea para algunos.

El susodicho personaje.

Y sí, he dicho personaje, porque no sólo han traído al programa a un otaco de a pie, han ido a traer al más puto raro de todos. Al fanático más fanático de Jojo; al jodido Espantajo Joestar en persona, y yo os pregunto ¿no os parece raro? ¿No os rechina que gente así no sólo exista, sino que a expensas de que le están grabando no se corta ni un pelo en dar vergüenza ajena? Bien, déjenme mostrarles cómo un buen guión y una edición apropiada puede hacer magia a la hora de crear personajes absurdos más dignos de Aída que de la vida real. 

Tras tragarme con Gada un par de capítulos de este festival del dolor, no hemos tardado en darnos cuenta de que el gañán del vídeo no es, ni por asomo, el bicho más raro que ha pisado el restaurante de First Dates, y es que hemos sido testigos de todos los estereotipos más estereotípicos de ésta nuestra Madre Patria. Esperpentos tan exagerados que sólo pueden estar actuando, y es que al final no son actores (profesionales, digo), son personas de a pie a las que han engatusado con cuatro chorradas para ir al programa a dar un poco de espectáculo. Gente a la que han pillado por la calle y le han dicho "mira, te vamos a sacar por la tele, procura dar cuanto más espectáculo mejor. En esta chuleta tienes más o menos lo que tienes que decir". ¿Que cómo sé todo esto? Bueno, a parte de que a la inmensa mayoría de los candidatos en esta serie se les nota a la legua que están actuando, existe una pequeña anécdota que nos ocurrió a Orgem y a mí relacionada con los majísimos corresponsales de Cuatro.

Hace mucho tiempo, en una Japan Weekend muy lejana, y sí, estoy hablando de esta en concreto, unos hermosos y sensuales redactores salían, tras hacer cola durante lo que parecieron siglos, del ilustrísimo baño del Pabellón de Cristal. Caminábamos sin rumbo fijo, pero con la sensación del trabajo bien hecho puesto que habíamos terminado con éxito nuestra jornada laboral en el evento, cuando de pronto nos interceptó una pareja de empleados de la cadena en cuestión quienes, al ver nuestras pintas (más concretamente al tipo del sombrero y las gafas de sol que les escribe), se frotaron las manos tan fuerte que saltaban chispas. Ni cortos ni perezosos, los rufianes, que habían acudido al evento en busca de bichos raros de los que media España pudiera burlarse en el programa y así crear unos buenos índices de audiencia, nos preguntaron a Orgem y a mí "buenas, chicos, ¿os interesaría presentaros al cásting de Un Príncipe para Laura? Pasaríais una semanita (o un mes, no me acuerdo) en un hotel de lujo en la playa con todo pagado. Y, bueno, la chica tampoco está mal, es guapa, pero tampoco es así tonta... (todo esto literal eh)", a lo que gentilmente contestamos "nos gustaría ser famosos, pero por algo que no nos averguence al salir a la calle". Bien, ¿qué hemos observado aquí? Primero, estaban buscando raritos bajo el mito de que en los eventos de manga es donde se reúnen todos los inadaptados sociales, incapaces de conseguir pareja, que sólo saben pajearse con dibujos chinos de esos, y segundo, te venden antes el hotel y la comida que el quid del programa, que es ligar con la tipa. Y esto sólo en un primer contacto. Ahora supongamos que te presentas al casting, porque coño, hotel y comida gratix, y te dicen "mira, o haces el payaso a tope o no entras. Si quieres te escribimos el guión, pero no puedes salir de aquí sin que Twitter hable de ti" ¡Et VOILÀ, telebasura de primera!

Por supuesto, el programa tiene sus ases bajo la manga en caso de que el concursante no sepa dar todo el espectáculo que se espera de él, y esta técnica milenaria es ese dulce cú. En otras palabras, alterar mediante la edición, con los corta y pegas que sean necesarios, las frases de los concursantes hasta hacerles quedar como auténticos subnormales. La prueba vino a mí cuando, por curiosidad, miré el primer capítulo de la mierda a la que me habían invitado para discernir cuán estúpido era por rechazar semejante oferta y, a los pocos minutos, agradecer a los cielos mi forma de ser por librarme de semejante linchamiento. Frases cortadas a medias oportunamente para hacernos creer que cada uno de los candidatos a duras penas lograba no morir ahogado con sus propias babas, vergonzosas repeticiones de momentos aún más vergonzosos, pruebas denigrantes preparadas cuyo único propósito es hacerte señalar a la pantalla y gritar entre risotadas "¡Pero qué pringaos! ¿De dónde sacan a estos personajes?", categorías con nombres degradantes, y cito textualmente, los guapos (yogurines cuya única meta en la vida es parecerse a su futbolista y/o Mario Casas favorito), los simpáticos (feos, gordos, o lo que sea que se considere de poco atractivo físico, de ahí el chascarrillo), los frikis (obviamente en tono insultante para designar a personajes como el del vídeo de arriba) y los únicos (aka los horteras), y, sobre todo, guiones tan, pero TAN evidentes que la mayoría del tiempo los actores amateur que acuden al programa para comer de gorra parecían estar leyendo de un telepromter todo lo que tenía que salir por sus piquitos de oro. Por no hablar de los efectitos visuales, salidos directamente del Tuenti más choni que puedas imaginar. Y es que eso son estos programas, pura ficción que se alimenta del boca a boca y de las redes sociales, claro, porque "buah tú, qué personajes xaval".

En el caso del bueno de Kira, podemos ver claramente dos cosas que denotan el sentido del espectáculo tan cuñado del que hace alusión First Dates, coronado sólo con los estereotipos homosexuales que tendría tu tío el del pueblo, y que constantemente circulan por allí, y es el hecho de que son el dúo de otacos más estereotípicos que te puedan echar a la cara. Para empezar, les han dicho que vayan disfrazados a la cita (la chica concretamente de lo más típico del mundo, Hatsune Miku, ¿coincidencia?), pues por mucho que les guste el cosplay, una es supuestamente profesional y el otro sólo ha ido a vacilar, ergo, obviamente, esa gente no va así por la calle. Segundo, ese célebre a la vez que patético corte en el que ambos cantan el tema de Zorman Yo soy friki, vital para que los descerebrados cretinos que ven el programa puedan señalar y reír con un "buah, los putos frikis chavalllll". Tercero, el guión preparado, aunque el tipo claramente ha ido allí a reírse del puto programa con un par de huevos. Y es que, para bien o para mal, este hombre ha hecho realidad la fantasía de muchos de nosotros de "buah, ¿sabes qué sería la polla? Ir a uno de estos programas de mierda a trollear". Sé que a la chica probablemente le han escrito unas pautas, ya que la cancioncita no ha podido salir de la puta nada porque sí, pero el tipo se ha memorizado todas las frases y momentos bizarros de Jojo, más concretamente de Kira, el perturbado asesino en serie, para resultar en el bicho más raro de todos y así reírse a mandíbula batiente del programa y sus espectadores. Insisto, sé que existe gente similar en la vida real, pero mirad a este tipo, mirad incluso su lenguaje corporal, y decidme que no ha ido allí a cachondearse de todos, desde la cosplayer al rechazarla porque ya está enamorado de otra chica (¿para qué habrá ido ahí entonces?), hasta del programa al no tener ni una línea que no sea un calco de alguna de Jojo. ¡Su cosplay no es ni de Kira, me cago en Buda, este tío ha ido a quedarse con todos!

Como es evidente, la reacción del programa ha sido la esperada. Un tipo extraño, vestido extraño, actuando como un personaje extraño del que ninguno de los energúmenos ante las cámaras, a excepción de la pobre cosplayer, ha sabido pillar las referencias y, por tanto, no han sabido por dónde cogerlo. Pero eso tampoco es malo, por el contrario, ha supuesto un chorro de audiencia y memes (lo que supone más visitas y, por ende, popularidad para el programa) hacia un reality tan típico que, seguramente, ninguno de nosotros lo conocíamos antes del incidente. El tipo ha supuesto un filón para el programa, pero a su vez se ha llevado su buena dosis de famita rica. Ha pasado por allí como un tifón, y su plan ha sido un éxito. Se ha vuelto viral. Probablemente esta fama sea tan pasajera como la de todos estos programas, y pasados un par de meses nadie se acuerde de este haragán, pero si no ha ido allí por el noble arte de los loles, podríamos estar ante el nuevo Haplo, ¿o es que nadie recuerda que este tipejo se hizo famoso saliendo como el estereotipo andante de los góticos en Espejo Público?

En otras palabras, estamos alimentando una alimaña que, día a día, es más grande y gorda. Porque supongo que es divertido ganarse unos RTs fáciles con estas cosas, ¿qué daño puede hacer? A parte de perpetuar la telebasura, claro. Luego que si gente como Dalas tiene millones de subs. Pero lo más preocupante de todo no es sólo que esto lo vea la gente, sino que haya personas que crean que esto es real. Recordemos con bochorno que aún los hay que piensan que en la lucha libre se pegan de verdad, quiero decir. Personas lentas las hay por todas partes, pero intentemos pensar y ser realistas por un momento, ya que el número de individuos que creen que lo que pasa en estos programas es lo que pasa en la realidad es alarmantemente alto. Mirad por un momento detrás del telón, y dejad de alimentar a la alimaña antes de que pueda devorarnos a todos.



Mr. Angelu

11 sandeces:

McFadyen Sara dijo...

Yo lo que no entiendo es porque esa gente se presta a ir a esos programas: me parece que quitan toda su propia dignidad y en general no le hacen ningún bien a nadie y no deberían darles coba o 'material' a esos programas de mierda y de basura, al fin y al cabo si no acudes a ellos no les das programa y por tanto audiencia. Su comportamiento ya es otro cantar, siempre he terminado sintiendo vergüenza ajena y practicamente huyendo, pero lo más grave aquí es que se dejen. Se ganarán un dinero, pensarán. Pero lo que más se ganan es la vergüenza, falta de dignidad y de respeto y el perder el respeto hacía los que tienen esta afición como cualquier otra normal que ya cuesta que no les vean "como frikis y bichos raros" hablando de forma despectiva...

Vergonzoso. Por unos, y por otros.
Tengo twitter y estoy hasta los cojones que la gente que sigo retuitee semejante BASURA. He intentado poner un filtro de la palabra del programa y aún así me siguen saliendo tuits DE PUTA MIERDA. A veces he pensado en bloquearlos hasta que dejen de enviar semejantes personajes (y los manipulen aún más) a dicho programa ya de por si asqueroso.

Antes Cuatro molaba.

Mr. Angelu dijo...

@McFadyen Sara Si algo nos han demostrado muchos youtubers grandes es que, si hay pasta de por medio, la dignidad es secundaria. Hay un capítulo de Black Mirror (el mejor, a mi parecer) que ilustra muy bien esto.

Skullvic dijo...

Lo normalico NO VENDE, eso lo saben de sobra, es por eso que cuando pueden aprovechan la mínima posibilidad para encontrar mínimos esperpentos manipulables para echarle leña al fuego a la fogata de la telemierda. Claro que sí, campeones.

Y lo mejor es como usted dice querido mister, que hay gente de TODAS LAS EDADES que se creen estas situaciones llevadas al extremo de forma irreal. Me puto encanta la idea de que este tipejo haya ido a la televisión con una maldita mano de maniquí como presente y haciendo gayersexys poses de Jojo solo para cachondearse de toda la puta cadena. JUAS.

Aun recuerdo aquel de antena 3 de "hoy he ido con mi moto♫ la pierna me he roto♪ cangrena!!!" y no fue precisamente una sensación ni de vergüenza ajena, ni de pena por el tipo, ni de compasión por sus padres o pareja... sino de maldita rabia y vomitera por como se iba convirtiendo cada día más, en una pila de escrementos, la televisión pública.

Muy buenas noches. Que coño hago despierto leyendo esto ahora?

Daer dijo...

Solo dire una cosa:
Ese chico no está editado ni guionizado, él es así todo el tiempo, todo el día, todos los días. Sabía lo que estaba haciendo, y lo hacía perfectamente a propósito y pensado.

Mr. Angelu dijo...

@Daer En esencia es lo que he dicho, sí. Que ha ido ahí a trollear. Ahora, no sé si le conocerás en persona, pero me chirría mucho que alguien se comporte así a diario.

Mr. Angelu dijo...

@Skullvic Otro que tuvo que ir por las risas, porque no jodas...

Zombie Wolf dijo...

Es el de nosecuantosmillones de créditos no?
Yo tmb creo que ese es de los mejores

Lord Angelu dijo...

En efecto, justo ese. Yo directamente creo que es el único capítulo que vale la pena.

Zombie Wolf dijo...

Hay algunos meh pero otros me parecen geniales como el de instagram o San jubileo

Mr. Angelu dijo...

@Zombie Wolf Yo no he vuelto a ver la serie con los mismos ojos desde que Orgem me dijo que cada capítulo es una versión más larga de alguno de Los Simpson/Futurama/whatevah. Es que los comparas y son prácticamente idénticos, salvo que una serie lo critica de forma humorística y la otra en serio.

Zombie Wolf dijo...

Mmm pero este tipo de crítica lleva desde los 80 (algunas)
Aparte de ser entretenido te hace sentir incómodo (mi madre dejo de verla porque no aguantaba)
Por eso en general a pesar de que toca temas que ya a tocado antes no deja de ser una buena serie al exponerlos.
No como 13 reasons why con el suicidio

Publicar un comentario

¿Algo que objetar?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...